Cosas que aclarar antes de empezar con un proceso de Coaching.


Para que el proceso de coaching sea eficaz es necesario establecer de forma clara y concreta los objetivos que se pretenden alcanzar. Los ejecutivos utilizan el coaching por diversas razones: aprender habilidades específicas, mejorar su rendimiento personal, prevenir el fracaso o mejorar los resultados de su equipo.

El coaching es un término con interpretaciones muy distintas. Existen quienes lo ven como parte de las responsabilidades del jefe en el desarrollo de sus subordinados. Otros lo conciben como los esfuerzos de los managers para modificar y reforzar el comportamiento de sus empleados. También es vinculado con el desarrollo de la carrera profesional a largo plazo. En cualquier caso, el coaching se ha convertido en una práctica ordinaria y común dentro del mundo empresarial.

Pilares del Coaching.

Gran parte del éxito del coaching se basan en la relación 1 a 1 entre el directivo y el coach. Es una relación basada en tres pilares fundamentales: confianza, confidencialidad y compromiso.

Es necesario comenzar el proceso de coaching con una evaluación de la situación y explorar las necesidades y expectativas que el directivo espera lograr. Juntos, coach y directivo, definirán los objetivos y el marco de trabajo.

El coaching se emprende para que florezca lo mejor del directivo. Es un proceso de aprendizaje activo, individualizado, personalizado y adaptado a los conocimientos, cualidades, capacidades y disponibilidad del directivo. Su propósito es brindar la información idónea para qué el directivo tome las decisiones de forma libre y formada y asuma el compromiso que le permita superar los retos propuestos.

¿Qué valorar antes de empezar con un proceso de coaching?

Hay cuatro factores clave que deben valorarse antes del comienzo de cualquier proceso de coaching. Estos son: claridad, consenso, compromiso, control.

  • La claridad supone el grado en el que los participantes entiendes las razones del coaching, su enfoque, objetivos, medidas de evaluación, resultados esperados, etcétera.
  • El consenso es la medida en el que los participantes acuerdan las razones de la empresa para iniciar el proceso de coaching.
  • El compromiso implica el grado en el que los participantes se comprometen en el logro de los objetivos y en la evaluación continua de su rendimiento.
  • El control hace referencia a todas aquellas medidas con las que se va a valorar la evolución del directivo.

Dudas que hay que aclarar entes de empezar.

Resulta muy conveniente plantearse ciertas cuestiones que nos permitan enmarcar correctamente el camino que se va a emprender.

Alguna de ellas que son esenciales son:

¿Cuáles son los desafíos claves del negocio a los que se enfrenta su empresa?

¿Qué talentos, conocimientos y características son necesarios en su puesto para alcanzar el éxito?

¿Cuenta su organización con un perfil previamente definido acerca de las características que debe tener un líder?

¿Qué valores son los que definen un marco común de referencia para conocer cómo se logran y valoran los resultados en su organización?

¿Cómo determina su empresa si usted tiene las competencias necesarias para cumplir con éxito sus responsabilidades?

¿Cuál es la estrategia de la empresa para desarrollar el talento de su capital humano?…

Nuestro enfoque del Coaching es orientarte para que traces la ruta que te permita conseguir tus Objetivos Personales y que estos entren en consonancia con los de tu Organización.

Os puede interesar

Dirección de Equipos Comerciales

Curso Motivación en la Empresa. Superación Personal y en Equipo.

Curso Generación Modelos de Negocio. El CANVAS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.