Beneficios de Fortalecer la Identidad de Equipo


Uno de los grandes retos de la gestión de equipos es la tarea de transformar a un grupo de individuos desconectados entre sí en un equipo con una identidad y un propósito común.

Para lograr superar con éxito este reto resulta crucial crear, primero, y fortalecer, después la identidad de equipo.

La identidad de equipo impulsa a sus miembros a verse como responsables del resultado colectivo. Este sentido de la responsabilidad colectiva acaba con la actitud de «yo ya he hecho mi parte», que perjudica seriamente al rendimiento del equipo. Como consecuencia directa de ello, cuando los miembros del equipo se consideran responsables colectivos de los resultados, ayudan a los colegas que tienen dificultades. De igual manera, los integrantes del equipo con un rendimiento deficiente sienten presión de grupo para hacerlo mejor.

Según Jon Katzenbach y Douglas Smith, «ningún grupo se convierte en un equipo hasta que asume su responsabilidad como tal». Estos autores explican que «en el fondo, la responsabilidad del equipo es una cuestión de promesas sinceras que nos hacemos a nosotros mismos y a los demás, promesas que sustentan dos aspectos fundamentales de los equipos eficaces: compromiso y confianza».

La segunda razón importante para generar una identidad de equipo es que esta logra incrementar el nivel de compromiso y esfuerzo por parte de los miembros. En el ejército se sabe que los soldados que se mantienen unidos mejoran su rendimiento cuando se enfrentan al combate. Los soldados saben que no están solos, que son miembros de una «hermandad» con el objetivo común de sobrevivir y vencer.

En el contexto de los negocios, la identidad de equipo se manifiesta en una mayor voluntad de colaborar, compartir información, realizar un esfuerzo mayor, tomar decisiones conjuntas y poner las metas del equipo por delante de las personales.

Cómo fortalecer la identidad del equipo.

Para Jon Katzenbach y Douglas Smith buenas prácticas que ayudarán al Líder a fortalecer la identidad del equipo son:

  • Ser selectivo en el reclutamiento. Incorpore a aquellas personas que consideren que las metas del equipo son importantes.
  • Apelar a los valores que inspiran el actuar del equipo.
  • Procurar que las personas participen en actividades que les resulten interesantes y útiles.
  • Reconocer las destrezas y aportes de cada miembro para que se sientan apreciados y valorados.
  • Reconocer públicamente el valor de las diferencias y su aportación para lograr la meta común.
  • Crear oportunidades para que los miembros se conozcan a nivel personal.
  • ¡Hágales trabajar juntos! Nada es más eficaz para construir la identidad de equipo que el trabajo mano a mano.
  • Prestar especial atención a los miembros nuevos del equipo.
  • Romper la monotonía, en el trabajo, en las tareas, en los enfoques, en los objetivos a alcanzar.
  • Usar símbolos.

Si quieres conocer con mayor profundidad las prácticas más idóneas para incrementar el rendimiento de tu equipo seguramente te interesará el curso Liderazgo de Equipos de Alto Rendimiento.

Os puede interesar

Dirección de Equipos Comerciales

Curso Motivación en la Empresa. Superación Personal y en Equipo.

Curso Generación Modelos de Negocio. El CANVAS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *