El Proceso del Executive Coaching


El Executive Coaching es un proceso de cambio personal generado a través de una relación de confianza basada en el dialogo, la exigencia personal y la voluntad de superación.

Su finalidad es ayudar al directivo a trazar una ruta que le permita incrementar su rendimiento y alcanzar sus objetivos personales y los de la organización.

El método de trabajo que debe seguirse en un proceso de Executive Coaching debe facilitar la orientación del directivo para que trace la ruta que le permita conseguir sus objetivos personales y que estos se encuentren en consonancia con los objetivos de su Empresa.

El Executive Coaching ha de centrar su atención en el logro de resultados medibles. Ha de promover el establecimiento de Objetivos de Esfuerzo y Objetivos de Resultado, acordar con el directivo un Plan de Acción Personal, seguir su Ejecución y controlar los Progresos logrados.

Las Fases del Proceso del Executive Coaching

Fase I. Valoración 360º

Se realizan sesiones de información con los responsables directos de la acción al objeto de obtener información de la empresa y los objetivos esperados por la organización.

Se lleva a cabo una primera evaluación 360º del directivo mediante entrevistas personales con sus responsables directos, colegas y subordinados.

Objetivos:

1. Definir el contexto empresarial.
2. Definir necesidades de la Organización y del Directivo.
3. Determinación de funciones y responsabilidades del Directivo.
4. Definir procedimientos. Confidencialidad.
5. Establecer Objetivos.

Fase II. Feedback y Propuesta de Mejora.

Valoramos con el Directivo los resultados de la primera evaluación, se repasan los resultados esperados por la Organización y su rendimiento actual y se concretan las primeras áreas de mejora.

Objetivos:

1. Generar confianza.
2. Analizar los resultados de la primera evaluación.
3. Resaltar las fortalezas.
4. Identificar necesidades de mejora.
5. Iniciar el diseño del plan de acción.

Fase III. Plan de Acción.

Una vez obtenidos los resultados de la evaluación 360º y su valoración par parte del directivo, se elabora de forma conjunta un plan de acción y mejora personal para su aplicación inmediata.

Objetivos:

1. Reforzar fortalezas.
2. Adaptar sugerencias de la evaluación 360º.
3. Establecer puntos de mejora personal cotidiana.
4. Revisar objetivos.
5. Identificar logros y sistemas de medición de los mismos.

Fase IV. Seguimiento de Procesos.

Transcurrido un tiempo prudencial, se realiza una versión abreviada de la evaluación 360º para determinar el impacto del proceso en el directivo y en la organización. Los resultados acreditarán el progreso del directivo e indicarán las
áreas en que todavía se requieren cambios o correcciones.

Objetivos:

1. Identificar debilidades no vencidas.
2. Adoptar nuevas soluciones.
3. Reconocer los logros.
4. Establecer procedimientos de control y mantenimiento del éxito.
5. Reactivar el proceso de mejora personal.

En todo Proceso de Executive Coaching no hay Recetas Mágicas ni procedimientos cerrados. La Dedicación Compromiso del Directivo es Esencial para el Éxito de todo Proceso de Coaching.

Si crees que la puesta en marcha de un programa de Executive Coaching te puede servir para mejorar tu desempeño profesional no dudes en ponerte en contacto con nosotros y solicita una sesión gratuita. En ella verás el enfoque de trabajo que seguimos y comprobarás si realmente podemos ayudarte.

Os puede interesar

Curso Gestión de Equipos en Tiempos de Caos

Curso Motivación en la Empresa. Superación Personal y en Equipo.

Curso Generación Modelos de Negocio. El CANVAS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.